Lutina

Muchas enfermedades oculares son causadas por el stress oxidativo debido a la generación del oxígeno Singlete. La Luteína es el principal carotenoide que suprime este stress oxidativo.
Las lentes de luteína tienen capacidad de absorber la luz entre los 400 a 420 nm. al cortar la luz en estas longitudes de onda efectivamente evitan el deterioro de la luteína y suprimen la generación del oxígeno activo.
Al igual que se toman suplementos para proteger la mácula, el uso diario de las lentes de luteína es una forma activa de mantener nuestro ojos sanos.
Los estudios demuestran que el deterioro de la luteína en la mácula puede conllevar al inicio de la degeneración macular asociada a la edad.

La luteína es uno de los tres pigmentos carotenoides que están presentes, en concentraciones muy altas, en la retina del ojo o, más específicamente, en la lente y la mácula.
Tiene propiedades antioxidantes y también filtra la luz azul. Ambas propiedades contribuyen a la prevención de la DMAE.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Como los seres humanos no pueden producir naturalmente esta sustancia esencial, dependemos de la ingesta de verduras verdes y amarillas para absorber y reponer su suministro.
Para ayudar a preservar la luteína en los ojos, Tokai desarrolló la Lutina.
Este material de lente filtra los dañinos rayos UV más allá de los 400 mn y, por lo tanto, ayuda a proteger la luteína en la mácula y, al hacerlo, también ayuda a mejorar la salud ocular.